Atención: Estamos atendiendo urgencias de lunes a viernes entre 10 y 18 horas. Sábados de 10 a 14 horas

Endodoncia

Sensibilidad dental, caries profundas o muelas infectadas son problemas que un tratamiento de conductos puede sanar si los realiza un endodoncista.

La endodoncia es la especialidad odontológica dedicada al tratamiento de la parte interior de los dientes. El objetivo principal de un endodoncista será limpiar los conductos y rellenar el interior del diente, en función de que la infección concluya y que el paciente mantenga su diente. A ésto se le conoce como tratamiento de conductos.

Haz clic en el botón y recibirás ayuda especializada vía WhatsApp.

Quiero que me ayuden

¿Cuándo debo recurrir a un endodoncista para que me haga un tratamiento de conductos?

  • Cuando sienta un dolor agudo en el diente, ocasionado por una caries profunda no tratada
  • Al tener la encía inflamada, alrededor de un diente, y tenga alta sensibilidad a los líquidos calientes o fríos
  • Si uno de sus dientes experimenta cambios de color significativos
  • Mal aliento debido a que la infección no está siendo controlada

¿Cuáles son las etapas de un tratamiento de conductos?

  1. Diagnóstico: Para entender cuánto desgaste tiene tu diente y ver si es necesaria una endodoncia. En casi todos los casos es necesaria una radiografía.
  2. Anestesia local: Dado que el diente será tratado por dentro, es necesario adormecer la zona en que se trabajará.
  3. Acceso a los conductos: Con las herramientas específicas se ahueca el diente para poder acceder de manera correcta al lugar de intervención.
  4. Limpieza y desinfección de los conductos.
  5. Obturación: El espacio ahuecado se rellena con materiales especiales para que el diente vuelva a tener su función normal y se eviten futuras caries.
  6. Si el diente presenta altos niveles de daño, es necesaria la instalación de una corona.

¿Qué precauciones debo tomar luego de hacerme un tratamiento de conductos?

  • No comer hasta que hayan terminado todos los efectos de la anestesia. Así evita morderse el interior de la boca.
  • Si el tratamiento completo dura más de una sesión, intentar terminarlo lo antes posible y no masticar alimentos muy duros, no tomar líquidos muy calientes o frío, alcohol y no fumar
  • Mantener una buena higiene dental
  • Seguir todas las recomendaciones que le de su especialista
  • Asistir al menos 2 veces por año a control